México Minero | El queso parmesano no sería posible sin el cobre.
2600
post-template-default,single,single-post,postid-2600,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,transparent_content,qode-theme-ver-16.0.1,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

El queso parmesano no sería posible sin el cobre.

El queso parmesano no sería posible sin el cobre.

El queso parmesano tiene un sabor sin igual, y esto es gracias a que se elabora en enormes calderos de cobre en los que se calienta la leche. 

La tradición establece que estos calderos deben ser únicamente de cobre, debido a su excelente conductividad térmica, ya que la rapidez con que se calienta y enfría, permite mantener su delicioso sabor natural.