México Minero | Paladio, más caro que el oro
17311
post-template-default,single,single-post,postid-17311,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,transparent_content,qode-theme-ver-16.0.1,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Paladio, más caro que el oro

Paladio, más caro que el oro

Aunque se piensa que el oro es el metal más caro del mundo, hay otro que sin hacer mucho ruido, lo supera en precio: el paladio, ya que es uno de los más cotizados metales del momento. Su precio ha subido más del 50% en el último año.

El paladio es un metal raro, blando, dúctil, maleable de color plateado parecido químicamente al platino y al rodio, posee el número atómico 46 en el grupo 10 de la tabla periódica de elementos. Tiene la peculiaridad a temperatura ambiente, de absorber hidrógeno hasta 900 veces su volumen sin cambiar en sí de volumen, lo que lo convierte en un insumo óptimo para la producción de catalizadores de tubos de escape de automotores que hoy consume el 80% del paladio producido.

También se usa en la fabricación de teléfonos celulares y joyería, en las industrias electrónica, odontológica, medicinal, en la purificación de hidrógeno, en otras aplicaciones químicas, en el tratamiento de aguas subterráneas, y es cada vez más cotizado en la fabricación de pilas de combustible que hacen reaccionar el hidrógeno con el oxígeno para producir electricidad, calor y agua.

Se trata de una roca ígnea plutónica llamada comúnmente norita. Los elementos asociados al níquel, como el paladio, están a menudo en noritas. Las rocas plutónicas o intrusivas son resultado de un enfriamiento lento del magma de gran profundidad.

El Paladio se encuentra principalmente en Rusia, aunque también se puede encontrar en Estados Unidos y Canadá.