México Minero | Leonardo Da Vinci y los egipcios usaban “Oro Azul” para pintar
17696
post-template-default,single,single-post,postid-17696,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,transparent_content,qode-theme-ver-16.0.1,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Leonardo Da Vinci y los egipcios usaban “Oro Azul” para pintar

Leonardo Da Vinci y los egipcios usaban “Oro Azul” para pintar

El lapislázuli es una piedra semipreciosa, una roca compuesta por los minerales lazurita, silicato cálcico complejo que le proporciona el color azul característico, wollastonita y calcita, que producen el veteado gris y blanquecino, y pirita, que produce los reflejos dorados.
 
El lapis lazuli era transportado por mar y tierra desde Oriente hasta Occidente; la piedra preciosa se fragmentaba, molía y purificada hasta obtener un polvo azulado muy terso, el azul ultramar, y era este polvo el que se vendía como pigmento a los pintores y artesanos. Pintar un cuadro azul era, casi literalmente, cubrirlo de oro.
 
Fue muy buscado entre los grandes pintores en la Europa del Renacimiento, y en América. Grandes artistas como Leonardo da Vinci, Alberto Durero y Fra Angélico fueron algunos de los ilustres pintores que le dieron vida, llegando a denominar al polvo de lapislázuli como “oro azul”.
 
En aquella época, su precio superaba en más de cuatro veces el precio del oro, y fue usado en la decoración de muebles para conferirles valor, algunos de los cuales pueden observarse en grandes museos de Europa.
 

En el antiguo Egipto se consideraba una piedra muy importante y preciada, que simbolizaba pureza, salud, suerte y nobleza, adornando los escarabajos sagrados con ella, o en máscaras funerarias como la de Tutankamón. También la usaban para la medicina en forma de polvo. 

En la actualidad se sigue empleando en la creación de joyería, especialmente en Chile, que se exporta en grandes cantidades a Europa y Estados Unidos.