México Minero | Crean el reloj atómico más exacto del mundo a base de mercurio.
18139
post-template-default,single,single-post,postid-18139,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,transparent_content,qode-theme-ver-16.0.1,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Crean el reloj atómico más exacto del mundo a base de mercurio.

Crean el reloj atómico más exacto del mundo a base de mercurio.

Con un retraso de un segundo cada 10 millones de años, el nuevo reloj atómico lanzado por la NASA y la empresa SpaceX utilizó mercurio para alcanzar esa exactitud nunca antes vista. El llamado Reloj Atómico del Espacio Profundo (Deep Space Atomic Clock), fue elaborado por  el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, se trata de un aparato del tamaño de un tostador 50 veces más preciso que los actuales GPS.

Actualmente la máxima precisión alcanzada por estas máquinas ha sido lograr sólo un retraso de un segundo cada 30,000 años.

El nuevo aparato no usará un oscilador de cuarzo, sino que su funcionamiento será a base de iones de mercurio.  En esta fase experimental se espera que funcione mejor que el cuarzo, ya que significaría una nueva revolución en la industria.

De acuerdo a la Nasa, las naves actuales tienen como base un sistema de retransmisión basado en la recepción de señales, que previamente envían los relojes atómicos de la Tierra. Información que determina su ubicación y ruta a seguir. Sin embargo, el tiempo de recorrido de un punto a otro para calcular su su trayectoria poder tardar minutos o incluso horas. Esta demora puede generar errores o retardar decisiones. Por eso era necesario un reloj atómico más exacto, que ha necesitado de 10 años de investigación y desarrollo.

El reloj permitirá a los astronautas conocer su ubicación de forma inmediata y autónoma, sin necesidad de enviar señales a la Tierra.  También recibir solo una transmisión sin que rebote en la Tierra, para determinar su ubicación de forma instantánea usando un sistema de navegación a bordo, algo parecido al Waze o a Google Maps en el teléfono celular.

El reloj fue lanzado para determinar su estabilidad en órbita, si todo va bien, comenzará a utilizarse en 2030.

Los beneficios para la vida diaria serán desde ubicaciones más exactas de los sistemas de GPS, hasta la automatización de todo tipo de vehículos, además de crear una red de dispositivos en otros planetas como Marte o la Luna y, por supuesto, sería un cambio también en el mundo de la relojería.

Con información de: www.eluniversal.com.mx y www.nasa.gov