Coque

(No metálico)

Composición química: C

Introducción

Es un residuo duro y poroso. Se obtiene a partir de la destilación destructiva o pirólisis, que ocurre cuando hay ausencia de aire. Para obtenerlo el carbón se tritura. Antes de obtener el coque se pasa por una fase plástica. Tiene un alto valor calorífico.

Su composición es principalmente carbono: 92%. El resto es ceniza: 8%, un índice bajo, lo que junto a su capacidad calorífica lo convierte en un buen sustituto de carbón. Ofrece más energía por menos combustión.

Características

Tiene un color gris negruzco y brillo metálico. Es inerte frente a la mayoría de los reactivos químicos pero es atacado por oxígeno libre o combinado. Su tamaño depende de las características originales y del cribado.

Durante el proceso de coquización se obtienen productos secundarios. Entre ellos están: alquitrán de alta temperatura, aceites ligeros, amoníaco, azufre y gases incondensables.

Existen distintos tipos de coque. Los más difundidos por sus usos comerciales son: de aguja (derivado de petróleo cristalino), de petróleo calcinado (derivado del petróleo crudo), de catalizador, verde, metalúrgico y negociable.

Sus características principales son que es poroso, reactivo y tiene resistencia metálica. La combustión tradicional incluye oxígeno, a falta de éste se produce un reblandecimiento temporal y posteriormente una resolidificación.

Usos

Sus funciones principales son 3. Por una parte se usa como combustible, en este sentido se usa para la fundición de escoria y metal; actualmente ya no recurre al coque con la misma intensidad debido al uso de nuevos métodos. También funciona como reductor debido a au que produce y regenera gases; esto ocurre en la reducción de óxidos de hierro. También se le usa como soporte de carga y es responsable de la permeabilidad de esta misma.

Distintas industrias lo utilizan. Se usa en la producción de acero. También se recurre a él para la fabricación de electrodos y ánodos. La industria de la fundición de hierro recurre a él para obtener carburo de calcio.

En México

La producción de coque en 2018 fue de 1 millón 180 mil 415 toneladas, de acuerdo a las cifras que publica el portal Statista. Los estados productores son: Coahuila, Oaxaca y Sonora.