La Minería 2017-11-10T20:42:47+00:00

Minería

Seguramente muchos hablan de la minería, de los mineros, de las piedras preciosas o metales que se obtienen de la tierra, de que nuestro país tiene un gran desarrollo minero, pero ¿qué es esta actividad y en qué consiste?

La minería es el conjunto de  actividades que se llevan a cabo en un yacimiento para obtener recursos de una mina, a través de la explotación o extracción de los minerales acumulados en el suelo y subsuelo. Los mineros, son las personas que se dedican a esta actividad.

Una vez entendido el concepto, podemos decir que una minería surge en el momento en que el proceso de prospección y exploración ha finalizado y los resultados indican que el terreno es susceptible para instalar todo el equipo y comenzar con el proceso de desarrollo y explotación de la mina para la obtención de minerales.

Los minerales son compuestos que se formaron en nuestro planeta durante millones de años y que cuentan con características muy especiales que los hacen útiles para la fabricación de innumerables artículos que se utilizan en la escuela, el hogar, el comercio y la industria.

Ahora bien, hay dos tipos de minería, la llamada a cielo abierto, donde la extracción se realiza con grandes máquinas sobre la superficie de la tierra, y las minas subterráneas, donde el trabajo se realiza debajo de la superficie.

Las minas subterráneas pueden ir desde unos pocos metros hasta más allá de varios kilómetros. Un ejemplo es la mina de oro de Mponeng propiedad de AngloGold Ashanti, en Johannesburgo, Sudáfrica, con sus 3.9 km por debajo de la superficie, es la mina más profunda del mundo.

No todas las minas ofrecen los mismos minerales, de ahí que se hable de minerales metálicos y de no metálicos.

Los metálicos son aquellos que rara vez proporcionan el elemento puro, es decir, una vez que se extraen deben pasar por un proceso para refinar.

Los minerales metálicos más importantes por sus aplicaciones son el hierro, el cobre y el aluminio, pero también hay otros como plomo, oro, plata y cromo, que son empleados como materias primas básicas para la fabricación de toda clase de productos industriales.

Los minerales no metálicos incluyen compuestos y rocas usados en la construcción, como fertilizantes o en productos químicos de síntesis. Los más utilizados son: nitratos, sulfatos, fosfatos, mármol, granitos, arenas, arcillas y gravas. Pero también hay otros como sal, mica, cuarzo, esmeralda, zafiro, etc.

Hay otros minerales importantes como los energéticos o combustibles, empleados principalmente para generar energía, donde se encuentra el petróleo, gas natural y carbón o hulla.

¿Qué es la minería?

Seguramente muchos hablan de la minería, de los mineros, de las piedras preciosas o metales que se obtienen de la tierra, de que nuestro país tiene un gran desarrollo minero, pero ¿qué es esta actividad y en qué consiste?

La minería es el conjunto de  actividades que se llevan a cabo en un yacimiento para obtener recursos de una mina, a través de la explotación o extracción de los minerales acumulados en el suelo y subsuelo. Los mineros, son las personas que se dedican a esta actividad.

Una vez entendido el concepto, podemos decir que una minería surge en el momento en que el proceso de prospección y exploración ha finalizado y los resultados indican que el terreno es susceptible para instalar todo el equipo y comenzar con el proceso de desarrollo y explotación de la mina para la obtención de minerales.

Los minerales son compuestos que se formaron en nuestro planeta durante millones de años y que cuentan con características muy especiales que los hacen útiles para la fabricación de innumerables artículos que se utilizan en la escuela, el hogar, el comercio y la industria.

Ahora bien, hay dos tipos de minería, la llamada a cielo abierto, donde la extracción se realiza con grandes máquinas sobre la superficie de la tierra, y las minas subterráneas, donde el trabajo se realiza debajo de la superficie.

Las minas subterráneas pueden ir desde unos pocos metros hasta más allá de varios kilómetros. Un ejemplo es la mina de oro de Mponeng propiedad de AngloGold Ashanti, en Johannesburgo, Sudáfrica, con sus 3.9 km por debajo de la superficie, es la mina más profunda del mundo.

Tipos de minerales

No todas las minas ofrecen los mismos minerales, de ahí que se hable de minerales metálicos y de no metálicos.

Los metálicos son aquellos que rara vez proporcionan el elemento puro, es decir, una vez que se extraen deben pasar por un proceso para refinar.

Los minerales metálicos más importantes por sus aplicaciones son el hierro, el cobre y el aluminio, pero también hay otros como plomo, oro, plata y cromo, que son empleados como materias primas básicas para la fabricación de toda clase de productos industriales.

Los minerales no metálicos incluyen compuestos y rocas usados en la construcción, como fertilizantes o en productos químicos de síntesis. Los más utilizados son: nitratos, sulfatos, fosfatos, mármol, granitos, arenas, arcillas y gravas. Pero también hay otros como sal, mica, cuarzo, esmeralda, zafiro, etc.

Hay otros minerales importantes como los energéticos o combustibles, empleados principalmente para generar energía, donde se encuentra el petróleo, gas natural y carbón o hulla.

Mitos y realidades

FALSO. La minería es uno de los sectores que más impuestos paga y sus inversiones y derrama económica, generan a su vez más impuestos a pagar por parte de sus trabajadores, proveedores, etc. Durante 2016, la minería aportó más de 17 mil 700 millones de pesos sólo por concepto de impuesto Sobre la Renta.

FALSO. La industria minera está muy bien regulada. La minería cumple con 32 leyes federales y sus reglamentos, además de nueve Normas Oficiales Mexicanas sólo para la minería.

FALSO. La industria minera cuenta con un tasa de accidentes por debajo de la media nacional, según el Instituto Mexicano del Seguro Social. La tasa de incidencia se ubica por debajo de otras actividades como tiendas de autoservicio y compraventa y preparación de alimentos.

FALSO.  Las operaciones de la industria minera en México, están altamente reguladas en materia ambiental y cumplen con la normatividad mexicana y con estándares internacionales. La minería cumple con siete Normas Oficiales Mexicanas de protección al medio ambiente, produce y siembra 4.5 millones de árboles al año y tiene una participación activa de empresas mineras en el Programa de Industria Limpia.

FALSO. Todas las empresas mineras con operaciones en México son mexicanas porque están constituidas por ley en territorio nacional. Aproximadamente el 60% del valor y volumen de la producción minera lo extraen empresas de capital mexicano.

Mitos y Realidades

FALSO. La minería es uno de los sectores que más impuestos paga y sus inversiones y derrama económica, generan a su vez más impuestos a pagar por parte de sus trabajadores, proveedores, etc. Durante 2016, la minería aportó más de 17 mil 700 millones de pesos sólo por concepto de impuesto Sobre la Renta.

FALSO. La industria minera está muy bien regulada. La minería cumple con 32 leyes federales y sus reglamentos, además de nueve Normas Oficiales Mexicanas sólo para la minería.

FALSO. La industria minera cuenta con un tasa de accidentes por debajo de la media nacional, según el Instituto Mexicano del Seguro Social. La tasa de incidencia se ubica por debajo de otras actividades como tiendas de autoservicio y compraventa y preparación de alimentos.

FALSO.  Las operaciones de la industria minera en México, están altamente reguladas en materia ambiental y cumplen con la normatividad mexicana y con estándares internacionales. La minería cumple con siete Normas Oficiales Mexicanas de protección al medio ambiente, produce y siembra 4.5 millones de árboles al año y tiene una participación activa de empresas mineras en el Programa de Industria Limpia.

FALSO. Todas las empresas mineras con operaciones en México son mexicanas porque están constituidas por ley en territorio nacional. Aproximadamente el 60% del valor y volumen de la producción minera lo extraen empresas de capital mexicano.

Datos sobre minerales

Datos sobre minerales

Suscríbete a nuestro Newsletter